Noticias

Celebrando la biodiversidad de Costa Rica

Veinticinco años de explorar, conocer y registrar la biodiversidad de Costa Rica.

Santo Domingo, 21 de mayo, 2015. Mañana se celebrarán 21 años desde que la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 22 de mayo como Día Mundial de la Diversidad Biológica al entrar en vigor el Convenio del mismo nombre.

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) empezó a celebrar este día desde hace una semana cuando en conjunto con estudiantes de la escuela del Padre Peralta de Cartago, realizó un bioblitz en el Parque Municipal Ambiental de Río Loro. 

Comunicado01

Alejandro Calvo, encargado del programa de educación de INBio, comentó que un bioblitz es un conteo de especies que se realiza en un determinado lapso y en cualquier lugar para conocer la biodiversidad presente; “en INBio promovemos que ésta sea una actividad muy dinámica y participativa que involucre a familias, estudiantes y expertos en biodiversidad, para con ello impulsar el aprendizaje de la biodiversidad local”, amplió Calvo.

La actividad coincidió con la ampliación de la estrategia educativa del Instituto, que busca llevar su experiencia de 25 años a las provincias de Costa Rica por medio de la iniciativa “Chineá tu parque”,  programa que impulsa la recuperación de espacios públicos desde una perspectiva integradora de la biodiversidad, la educación (bio-alfabetización), la cultura y las tradiciones de nuestros pueblos, y que  contará con la participación de gobiernos locales, empresa privada y otros entes interesados.

“Este bioblitz realizado en el Parque de Río Loro, es una de las primeras actividades que estamos realizando con la Municipalidad del cantón central de Cartago, con quienes firmamos el pasado 13 de mayo un convenio para hacer realidad Chineá tu parque en esta provincia”, comentó Rándall García Director General del INBio.

El bioblitz en Río Loro, se acompañó del uso de la tecnología, por medio del bioexplorador, una herramienta tecnológica desarrollada por el INBio, que permite registrar y conocer el inventario de especies que existen en un sitio determinado, geo-referenciándolas y colocando su descripción, posteriormente, la información es verificada y ampliada por los especialistas del Instituto.

comunicado02

Para el alcalde de la ciudad de Cartago, señor Rolando Rodríguez, la incorporación del bioexplorador en las labores del Parque Ambiental Río Loro, “es una forma de hacer realidad la meta que se ha establecido nuestro municipio de trabajar por disminuir la brecha digital y facilitar las gestiones para nuestros ciudadanos”.

Y es que Cartago presentó su proyecto “Cartago Histórico Digital” que consiste en un nuevo modelo de convivencia entre la ciudadanía, diferentes actores y servicios de la ciudad, el cual por medio del uso y el aprovechamiento de las tecnologías satisfacen necesidades y mejoran la calidad de vida, sin dejar de lado el legado cultural histórico. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del MICITT e integra a instituciones como el INBio, la ESPH, LUMACA, JASEC, la CCSS, el Poder Judicial, entre otras.

Para Emilio Arias, Vice-ministro de Telecomunicaciones, este proyecto de la Municipalidad de Cartago es “un claro ejemplo de un trabajo articulado entre las instituciones del Estado con el gobierno local, que realza la importancia de las alianzas públicas-privadas”.

Por su parte, el ex presidente mexicano señor Vicente Fox, también fue parte de ese espacio. Como símbolo de la hermandad entre México y Costa Rica, se sembró un Drimys granadensis, mejor conocido como Chilemuelo. Esta especie está presente desde el sur de México y hasta Perú, además es una especie de páramo escasa y por ende difícil de observar, que tiene un gran atractivo como ornamental por su flor. Toda esta información la pudo acceder el señor Fox, por medio de un lector de código QR que fue colocado en la cédula (rótulo) del árbol, mezclando así conocimiento y tecnología.

 

comunicado03

Para García, “uno de los aspectos más importantes del proyecto Chineá tu parque y del desarrollo de actividades como el bioblitz, es la generación de un mayor sentido de pertenencia de las personas hacia estos espacios públicos, promoviendo la sana recreación y educación de la ciudadanía que puede colaborar dinámicamente en su uso y conservación”.

Con esta actividad y la firma de este nuevo convenio, INBio se suma a la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, creyendo firmemente que si se conoce lo que se tiene, se puede promover una mayor conciencia sobre su valor, implementando prácticas sostenibles que contribuyan con la mejora de la calidad de vida de las personas.

 

 

¡Pequeños Gigantes llega al INBioparque!

  • Se trata de insectos a escala gigantes
  • Sonidos y movimiento de los insectos le sorprenderán

Pequeños GigantesHeredia:  El INBioparque le invita a un emocionante viaje al mundo de los insectos, con Pequeños Gigantes, una exhibición única en su tipo en Costa Rica, y que llega en estas vacaciones a este emblemático parque de la biodiversidad. 

Pequeños Gigantes presenta cinco insectos y un escorpión de gran tamaño,  los cuales poseen sonido y movimiento, que harán volar la imaginación en medio de la naturaleza.

Los visitantes podrán apreciar un escorpión de casi tres metros de largo, o una abeja zumbando mientras poliniza una flor! Estos animatronics con movimiento y sonido están diseñados con dispositivos robóticos que emulan las características de estas dos maravillosas criaturas y otras, como una hermosa libélula con alas móviles, una mantis religiosa que mueve sus enormes patas en forma de pinzas, así como un saltamontes,  que mueve sus piezas bucales y al cual se le observa su abdomen moverse al respirar.

Pero ¡esto no es todo! grandes y chicos podrán estar además muy de cerca de una avispa 150 veces más grande que una real, tanto que se escuchará su zumbido y se observará su aleteo.

Las familias podrán apreciar esta nueva exhibición mientras participan en actividades interactivas como estaciones de juego animados por un personaje,  insecto-trivias, biorallies, talleres sobre insectos y ratitos naturales donde podrán aprender sobre estas interesantes criaturas  y los beneficios que brindan al ser humano.

Pequeños Gigantes cuenta con el patrocinio de la empresa Huawei, y es apoyada por la Embajada de la República Popular China en Costa Rica.

El INBioparque está ubicado en Santo Domingo de Heredia. En estas vacaciones está abierto todos los días, de 9:00 a.m. a 5:30 p.m. (última admisión a las 4:00 p.m.) El costo de la entrada es muy accesible, ¢4.150 para los adultos y ¢2.900 para los niños. 

Para ampliar información de esta actividad puede contactar al teléfono 2507-8107, o visitar www.inbioparque.com

 

INBio y KRIBB descubren propiedades antiinflamatorias y antioxidantes en árbol de Golfito

  •      El árbol es perenne, introducido en Costa Rica, originario de Filipinas y perteneciente a la familia Ebenaceae.

Santo Domingo de Heredia, 3 de diciembre 2014. Una investigación conjunta del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) y el Instituto Coreano de Investigación en Biociencias y Biotecnología (KRIBB por sus siglas en inglés), confirman actividad antiinflamatoria y antioxidante en las hojas del árbol conocido popularmente como mabolo (Diospyros blancoi), colectado en el Refugio de Vida Silvestre de Golfito, en el Área de Conservación Osa durante el 2008.

Diospyros blancoi

A partir de la confirmación de la actividad antiinflamatoria se continuará con el desarrollo de formulaciones para el tratamiento de alergias y asma. También se avanzará con la utilización del extracto en aplicaciones cosméticas como cremas y lociones para la piel, considerando que la actividad antioxidante está asociada la prevención de procesos de envejecimiento y en la preservación de alimentos.

Kattia Rosales, funcionaria del INBio e Investigadora Principal del proyecto indica: “Las plantas son organismos muy complejos y se requieren años de estudio para validar su uso. El caso de Diospyros blancoi es un indicativo de que la colaboración conjunta producirá muchos hallazgos a futuro”.

Este proyecto es realizado en el Centro Corea-Costa Rica de Investigación en Biodiversidad, ubicado en las instalaciones del INBio, el cual inició operaciones en febrero del 2008 y que en conjunto con KRIBB, ha enfocado sus investigaciones en el establecimiento de una colección de extractos de plantas y su evaluación en ensayos anti-tumorales y anti-inflamatorios asociados a enfermedades como asma y psoriasis.

El Dr. Soo-Yong Kim, Director Coreano del Centro afirma que “Los ocho años de colaboración entre el INBio y KRIBB han traído varios logros de investigación. Esta cooperación en investigación se considera en Corea del Sur, incluso en el mundo, un ejemplo exitoso de proyecto de investigación internacional. Esperamos continuar este proyecto con nuestra confianza sólida e invaluable contribución a la sociedad humana y a la naturaleza ”.

El Instituto Nacional de Biodiversidad recibe el Premio Blue Planet en Japón

  • El Blue Planet Prize es un prestigioso galardón internacional del nivel del Premio Nobel pero en el ámbito de la conservación, y es otorgado anualmente por la Asahi Glass Foundation del Japón a aquellas personas o instituciones que hayan hecho contribuciones sobresalientes en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales del planeta.
  • El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) y el Dr. Daniel Janzen fueron escogidos entre 119 candidatos de 28 países diferentes.


Santo Domingo de Heredia, Costa Rica, 12 de noviembre, 2014: El premio internacional Blue Planet Prize fue entregado hace pocas horas en Tokio por el Sr. Tetsuji Tanaka, Presidente de la Fundación Asahi Glass al Dr. Rodrigo Gámez Lobo, en representación del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).

La ceremonia de premiación contó con la participación de Sus Altezas Imperiales Príncipe y Princesa Akishino, autoridades del gobierno japonés, representantes del sector académico científico, así como organizaciones privadas y se realizó en el Palace Hotel Tokyo.

Entre las razones señaladas por el jurado para otorgarle el premio al INBio destacan el novedoso sistema creado para la realización de inventarios de biodiversidad, el desarrollo de sistemas informáticos para la diseminación del conocimiento y la búsqueda de formas novedosas de utilización sostenible de la biodiversidad. Además el ser considerado un valioso modelo de organización que facilita la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales mediante la implementación de políticas específicas, del que tanto naciones industrializadas como en desarrollo pueden aprender.

BPP2014 ProfJanzenINBioPor su parte el presidente del INBio, Dr. Rodrigo Gámez impartirá una conferencia en la Universidad de las Naciones Unidas en Shibuya, Tokio mañana 13 de noviembre y manifestó: "es motivo de enorme satisfacción para la institución y su personal que nuestros logros en estos veinticinco años de trabajo promoviendo una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, sean objeto de un reconocimiento tan relevante. El Blue Planet Prize, hoy reconoce nuestra contribución en conservación y uso sostenible de biodiversidad realizada de manera complementaria con el Dr. Daniel Janzen. Esto nos motiva a continuar con mayor empeño nuestra labor, que como organización de la sociedad civil realizamos de manera voluntaria, y que sólo busca beneficiar a nuestra sociedad y conservar nuestra invaluable naturaleza”.

 

El premio fue creado por la Fundación Asahi Glass en 1992, el año de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, y desde entonces, la Fundación ha otorgado el premio a dos ganadores cada año entre los que figuran sobresalientes instituciones como elInternational Institute for the Environment and Development (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la M.S. Swaminathan Research Foundation, Conservación Internacional (CI) y el Barefoot College, así como aindividuos con grandes contribuciones al planeta.

 

 

De la naturaleza a la mesa: nuestras plantas nativas

El alimento es quizá el vínculo más cercano que tenemos los seres humanos con la naturaleza, todo lo que comemos proviene de ella. Hace cerca de 10 000 años en China aprendían a cultivar naranjas, bananos y arroz, y domesticaban los cerdos y las gallinas. Más recientemente en los Andes se aprendía a cultivar la papa y la quinua, mientras que en Mesoamérica sucedía lo mismo con el aguacate, el frijol, el maíz y el ayote.

A nivel mundial, 30 especies de plantas proveen el 90% del contenido calórico de la dieta humana, mientras que 4 (arroz, trigo, maíz y papa) aportan el 60% de este aporte calórico. La tendencia global ha sido dejar de lado la diversidad y uniformar los hábitos globales de consumo, con serias implicaciones en materia de seguridad alimentaria y de impacto en la economía local, particularmente en la de pequeños productores.

FAB_7467

Fotografía: Fabio Hidalgo

En Mesoamérica se conocen cerca de 18 000 especies distintas de plantas, 800 de ellas son utilizadas como alimento y muchas tienen un consumo muy local. Cerca de 500 de estas especies crecen en forma natural en Costa Rica, son nativas.

Costa Rica es un país rico en biodiversidad, en especies de plantas y animales, y desde el punto de vista de la agricultura y la alimentación estamos subutilizando esa riqueza. Por ejemplo, es poco conocido que en la zona norte del país, en los humedales de Medio Queso, se encuentran especies silvestres de arroz; estos arroces, parientes del arroz comercial, son fuente de material genético para la adaptación del arroz comercial a nuevas condiciones ambientales o nuevas tecnologías de producción. También, en la Cordillera de Talamanca encontramos parientes de la papa, que también podrían ser muy valiosos para la mejora de este cultivo.

De las poco mas de 11 000 plantas conocidas en el país, cerca de 500 se utilizan o se han utilizado como alimento; la incorporación de biodiversidad nativa a la gastronomía, permite reforzar la marca país, dándole a la biodiversidad otra dimensión en la diferenciación del producto turístico, no sólo porque esta se encuentra en el país, si no también porque se integra a la oferta gastronómica. A nivel nacional, esto estimula la diversificación en la producción del sector agroalimentario y en los hábitos alimenticios de la población. Sólo la verdolaga, como ejemplo, contiene más antioxidantes que cualquiera de las hojas verdes que se consumen habitualmente en la cocina costarricense.

La oportunidad que esto representa para el país en materia de seguridad alimentaria, diversidad productiva, diferenciación de la gastronomía, y conservación de la biodiversidad, es lo que ha motivado al INBio a ser una de las organizaciones promotoras del Plan Nacional de la Gastronomía Costarricense Sostenible y Saludable. El Plan representa una oportunidad para compartir el acervo científico generado por la institución, con el fin de atender necesidades sociales y productivas.

Nuestros ancestros aprendieron qué se podía comer, más recientemente nuestros abuelos desarrollaron gran cantidad de comidas y bebidas utilizando estas especies, y ahora, en el país contamos con un cúmulo de conocimiento científico y tradicional, que da la posibilidad de desarrollar una gastronomía con identidad propia, y caracterizada por ser sostenible y saludable.

Randall García, Director INBio

INBio entrega Premio Mérito a la Conservación de la Biodiversidad Costarricense

Por su destacada labor de aportes a la conservación de la biodiversidad durante 29 años, el Jurado eligió a la Fundación Neotrópica como la institución ganadora del Premio INBio Mérito a la Conservación de la Biodiversidad Costarricense 2014.

Santo Domingo de Heredia, 3 de noviembre: El próximo martes 4 de noviembre a las 9:30 am en el INBioparque, el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) entregará el Premio INBio Mérito a la Conservación de la Biodiversidad Costarricense en su sexta edición a la Fundación Neotrópica.

Con base en la calificación de los correspondientes atestados, el Juradoeligió a a la Fundación Neotrópica debido a:

Premio-INBio-merito-cons-fundacion-neotropica-2014
  • Su amplia trayectoria de 29 años de trabajo ininterrumpido, al servicio de la conservación de la riqueza biológica costarricense.
  • Sus contribuciones en los esfuerzos para la protección y uso sostenible de la biodiversidad en zonas de amortiguamiento y a que sus tareas se han centrado en el fortalecimiento de un modelo de gestión comunitaria, la conservación de humedales y el fortalecimiento de capacidades locales para el desarrollo de actividades productivas sostenibles, la educación y la sensibilización socioambiental.
  • Las actividades de formación y a la consolidación de la Editorial Heliconia, que ofrece publicaciones didácticas en temas de actualidad y pertinencia para los grupos con los que trabaja, así como para el país y la región como un todo, con énfasis en la valoración económica y ecológica con participación de las comunidades.
  • El trabajo que continúan realizando en la península de Osa, zona de gran presión social, económica y ambiental.

Luko Hilje, Presidente del Jurado indicó: “En congruencia con las cinco convocatorias previas, con esta premiación se consolida una tradición de reconocimiento de la labor de individuos o instituciones que de manera cotidiana realizan notables esfuerzos en la conservación de nuestra biodiversidad”.

Bernardo Aguilar Director Ejecutivo de la Fundación Neotrópica, indicó: "Este premio, como todos los reconocimientos de esta naturaleza implica para nuestra organización un gran honor, es un reconocimiento al trabajo continuado durante casi 30 años de todas y todos los colaboradores y líderes de nuestra organización, y un reconocimiento a las comunidades y ecosistemas con los que trabajamos, sobre todo a nuestras contrapartes en la zona sur del país y a nuestros amados humedales y manglares"

El Premio INBio al Mérito en la Conservación de la Biodiversidad Costarricense se establece con el propósito de reconocer los aportes a la protección, conocimiento o utilización sostenible realizados por personas u organizaciones, nacionales o extranjeras, y que hayan contribuido de manera sobresaliente a la conservación a perpetuidad de nuestro patrimonio natural. Este premio es otorgado bianualmente a una sola persona, grupo de trabajo o institución.

Avanza proceso de traslado de colecciones biológicas desarrolladas por el INBio al Museo Nacional

edolopez_inbio032Biólogos especialistas del Museo Nacional, de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) y de la Comisión Nacional de Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO) confirmaron que las colecciones se encuentran en condiciones adecuadas y satisfactorias.

Santo Domingo de Heredia, 13 de octubre, 2014. El órgano auditor del Museo Nacional encontró en condiciones satisfactorias las colecciones biológicas que el INBio desarrolló en los últimos 25 años de investigación científica, confirmando condiciones adecuadas en lo ambiental, control de plagas y depósitos para la conservación; la segunda etapa de los estudios concluirá la segunda semana de diciembre.
Las colecciones biológicas desarrolladas por el INBio constituyen patrimonio natural del Estado y de importancia tanto nacional como internacional por lo que le corresponde al Estado su custodia, protección y conservación. La normativa le asigna esta responsabilidad al Museo Nacional, dependencia del Ministerio de Cultura.

El INBio colaboró con el desarrollo de esas colecciones biológicas, durante más de dos décadas cubriendo los costos correspondientes desde antes de que se estableciera la legislación específica en materia de biodiversidad, sin embargo, esta institución no está ya más en la posición de seguirlas desarrollando y custodiando debido a la significativa reducción de los fondos de cooperación internacional disponibles para el país.
Durante los 25 años que el INBio ha estado a cargo de la colección, ha sido posible involucrar a más de 300 investigadores que trabajan a lo largo y ancho del planeta, y que han prestado sus servicios para poder identificar los especímenes colectados. Como parte de este mismo esfuerzo se han generado más de 1 800 publicaciones científicas, y al tener la información de la colección disponible gratuitamente en internet, se tiene un promedio de 21 000 visitas diarias.

edolopez_inbio069
El Director del INBio Ing. Randall García, indica que: ¨si bien es de reconocer el esfuerzo que realizan las actuales autoridades del Museo Nacional para hacer un recibo ordenado de las colecciones, los recursos insitucionales para su mantenimiento se agotan, considerando que desde hace más de un año se inicio este proceso. El Museo Nacional recibirá una colección que contiene especímenes e información de un tercio de las plantas, animales y hongos que se conocen en el país.

La decisión de transferir las colecciones biológicas de este instituto al Estado costarricense se tomó en marzo del 2013, cuando jerarcas del INBio, Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) resolvieron que la custodia que venía ejerciendo el INBio debería pasar formalmente a ser responsabilidad del Estado como garante de este patrimonio.
Estas colecciones seguirán por algún tiempo albergadas en el edificio en el que actualmente se encuentran, el cual fue adquirido por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), adscrito al MAG para lo cual se procederá a suscribir un convenio de cooperación entre el SFE y el Museo Nacional.

INBio cumple 25 años de estudiar la biodiversidad y de buscar soluciones a problemas que enfrenta la humanidad.

logo25aniversario

  • Investigadores del INBio y de la Universidad de Michigan, EE.UU. descubrieron a inicios de este año, un microorganismo llamado Streptomyces tempisquensis, el cual presenta características que podrían convertirlo en un aliado para la salud del ser humano.

Santo Domingo de Heredia, 21 de Octubre, 2014: El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) celebra este jueves 23 de octubre a las 9:00 a.m. en el Anfiteatro del INBioparque, sus primeros 25 años de trabajo dedicados a generar, procesar y compartir con la sociedad, información y conocimiento sobre la abundante biodiversidad costarricense.

Durante estos 25 años, el INBio ha investigado la riqueza biológica que alberga nuestro país en alianza con una red de instituciones y colaboradores tanto nacionales como internacionales. Ejemplo de ello es la investigación a partir de una colecta de sedimento marino en el Área de Conservación Tempisque (ACT), que permitió descubrir un microorganismo, el cual generó un compuesto químico que en ensayos preliminares de laboratorio, demostró tener una relevante actividad antibiótica.

Allan Jiménez, Coordinador de la Unidad de Bioprospección del INBio indica: “Este microorganismo, nuevo para la ciencia, llamado Streptomyces tempisquensis (en honor a su lugar de origen, el Área de Conservación Tempisque), en procesos de fermentación produce unos compuestos químicos también novedosos bautizados como “baulamicinas”, haciendo referencia al Parque Nacional Marino Las Baulas, sitio donde fue recolectada la muestra de sedimento. Estos compuestos ya aislados, han mostrado tener una interesante actividad antibiótica de amplio espectro que podrían convertirse a futuro en novedosos productos farmacéuticos para el control de infecciones”.

Entre otros de los principales aportes del INBio al país durante estos primeros 25 años se encuentran:

  • Del total de especies conocidas de Costa Rica, el INBio ha generado conocimiento sobre el 30%.
  • Se han publicado más de 250 libros y materiales educativos sobre la biodiversidad de Costa Rica.
  • Los usuarios realizan un promedio de 25,000 consultas diarias a las páginas Web del INBio libre y gratuitamente.
  • Más de 600 científicos de 42 países han participado en investigaciones del INBio.
  • El INBio ha desarrollado 60 investigaciones en las áreas de salud y agricultura, buscando soluciones a nuestros problemas en estos temas.
  • El INBio ha desarrollado la segunda colección biológica más grande de Latinoamérica y la única totalmente digitalizada con más de 3.500.000 de especímenes.
  • Más de 2.500 artículos científicos derivados de la labor del INBio.
  • Más de 850 personas de 34 países han mejorado sus capacidades para gestionar información de biodiversidad.
  • El modelo del INBio se ha compartido con personas de 125 países interesados en conocer su experiencia.
  • El INBio ha establecido 316 convenios de cooperación con aliados estratégicos alrededor del mundo.
  • El INBio ha realizado el mapeo de los ecosistemas presentes en el 54% del territorio nacional.
  • Más de 1.500.000 de experiencias educativas y recreativas sobre biodiversidad desarrolladas en el INBioparque.
  • El INBio ha descubierto cada 2 días una nueva especie para la humanidad.

El Director General de la institución, Randall García, afirma que: “la experiencia de estos 25 años indica que el INBio dirige sus esfuerzos de manera más directa a atender necesidades y solucionar problemas vinculados a la conservación y su relación con el bienestar de las personas”.

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), es una organización privada de la sociedad civil, sin fines de lucro, declarada de interés público, cuya misión es promover una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, para lograr su conservación y mejorar la calidad de vida del ser humano.

Folleto 25 aniversario del INBio

 logoINBio

Aclaración del proceso de venta de terrenos del INBio al Estado

  • El INBioparque se mantiene abierto al público y operando bajo un permiso de uso extendido por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) en el MINAE hasta el 31 de marzo del 2015. Las autoridades de MINAE definirán su futuro a partir de esa fecha.

Santo Domingo de Heredia, 16 de octubre 2014.

El Instituto Nacional de Biodiversidad desea aclarar el proceso de venta de los terrenos en Santo Domingo de Heredia donde opera el INBioparque, entidad que ofrece servicios educativos y recreativos sobre biodiversidad a estudiantes y familias costarricenses desde hace casi 15 años.

Los antecedentes de esta transacción se resumen a continuación:

Las finanzas del INBio venían siendo afectadas por varias razones a) la crisis económica global experimentada hace unos años,  b) el hecho de que el país pasara a ser de renta media hace que Costa Rica salga de las listas de países que calificaban para fines de cooperación, c) el alto costo de mantenimiento de las colecciones biológicas producto de su inventario de biodiversidad de las áreas silvestres protegidas, (legalmente un patrimonio del Estado) y d) el alto costo de la inversión inicial en la construcción del INBioparque, y el subsidio al sector educativo durante años para hacer accesible su visita al mismo. Como resultado los ingresos del INBio se redujeron cerca de un 60%.

Por todo lo anterior, una firma consultora en temas financieros le recomendó al INBio tomar dos decisiones para el mejoramiento de sus finanzas:  vender algunos activos, en este caso parte de sus terrenos, y trasladar las colecciones biológicas al Estado.

Se realizó el análisis de vender los terrenos a un ente privado o a un ente público. La Asamblea General de Asociados del INBio acordó que se debía hacer el ofrecimiento a un ente público, que mantuviera la misión educativa para la cual fue creado el parque. Se pudo haber vendido a un ente privado, recibiendo un precio mayor y dinero de contado, que para INBio económicamente era mejor, pero no se consideraba acorde a la misión de la institución.

A inicios del 2011 INBio le informa al gobierno sobre las dos decisiones a implementar; el gobierno manifiesta su anuencia en asumir las colecciones biológicas y analizar la posible adquisición de los terrenos.  El gobierno realizó las consultas previas del caso a la Contraloría General de la República, Procuraduría General de la República, al Ministerio de Hacienda, y se define, que sea el SINAC el que adquiera los terrenos en vista de que precisamente requería infraestructura. Los entes contralores brindaron los procedimientos a cumplir por el SINAC, los cuales incluían los avalúos del Ministerio de Hacienda, que las propiedades estuvieran libres de gravámenes, la aprobación del Consejo Nacional de Áreas de Conservación (CONAC), entre otros.  Cumplidos los requisitos a satisfacción de la Contraloría y Procuraduría se finiquitó el proceso de venta el 4 de abril del 2014.  El INBio usó naturalmente los recursos de la venta para cumplir con sus obligaciones. El Estado no estaba de ninguna manera pagando deudas de la institución.

Hay una serie de razones por las cuales el SINAC le indicó al INBio su interés en adquirir los terrenos y que se fundamenta en el oficio SINAC-SE-DE-2565-2013 que se encuentra en el expediente de la compra, a saber: que la administración de SINAC procuraba reducir el pago de alquileres con la dotación de edificios propios, el espacio permitía una reunificación de varias dependencias del SINAC generando una disminución de gastos operativos. Los recursos para la compra provenían de utilizar el monto de alquileres mensuales de oficinas que utilizarían para la compra de terrenos propios, y no se utilizarían fondos asignados a otros fines.  También, se consideró que la ubicación de la propiedad es idónea para la integración de las áreas, porque se mantiene dentro de una zona central, y con acceso de todo tipo de transporte;  dotando de infraestructura estable y permanente a la Secretaría Ejecutiva, las sedes centrales de las areas de conservación Cordillera Volcánica Central e Isla del Coco; dotar de un espacio abierto para desarrollar actividades de educación ambiental y capacitación de su personal.  Para acondicionar la infraestructura existente y la construcción de un nuevo edificio para su traslado en el corto plazo, el SINAC contó con un aporte inicial de quinientos millones de colones para el año 2014.

El Director General del INBio, Randall García Víquez indica que: “La contribución que una organización de la sociedad civil como INBio ha realizado, ha sido reconocida por las autoridades nacionales como lo demuestra el hecho de recibir el Museo Nacional, las colecciones de hongos, plantas, insectos y arácnidos, y al reafirmar la Contraloría General de la República, el valor social y ecológico del INBioparque y la importancia de mantener este servicio para la población”.

El INBio es una organización privada de la sociedad civil, sin fines de lucro de interés público que tiene la misión de promover una mayor conciencia del valor de la biodiversidad para lograr su conservación y mejorar la calidad de vida del ser humano.

 

Instituto Nacional de Biodiversidad gana Premio Internacional

  • El “Blue Planet Prize 2014”, un prestigioso galardón internacional otorgado anualmente por la Asahi Glass Foundation del Japón a aquellas personas o instituciones que hayan hecho contribuciones sobresalientes en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales del planeta, fue concedido al Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), escogido entre 119 candidatos de 28 países diferentes.

BluePlanetPrize2014Santo Domingo de Heredia:   El premio internacional Blue Planet Prize será entregado por la Fundación Asahi Glass al Dr. Rodrigo Gámez Lobo, en representación del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), durante una ceremonia que se realizará en Tokio, Japón el 12 de noviembre próximo.

Todos los años la Fundación escoge a dos individuos u organizaciones cuyos logros pioneros representan contribuciones relevantes  al desarrollo sostenible, a la conservación y restauración del ambiente global y a la solución de problemas ambientales tales como el cambio climático, el calentamiento global, la destrucción de ecosistemas en bosques tropicales o la extinción de especies, entre otros. La labor de los ganadores debe contribuir de alguna manera a la coexistencia armoniosa entre el individuo, la sociedad y el ambiente.

Entre las razones señaladas por el jurado para otorgarle el premio al INBio destacan el novedoso sistema creado para la realización de inventarios de biodiversidad, el desarrollo de sistemas informáticos para la diseminación del conocimiento y la búsqueda de formas novedosas de utilización sostenible de la biodiversidad. INBio es considerado como un valioso modelo de organización que facilita la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales mediante la implementación de políticas específicas, del que tanto naciones industrializadas como en desarrollo pueden aprender.

Coincidente con la celebración de su XXV aniversario, el INBio recibe este premio de manera compartida con el Dr. Daniel Janzen, reconocido científico e investigador estadounidense y miembro fundador del INBio, cuya labor en el Área de Conservación Guanacaste ha sido mundialmente reconocida. La complementaridad de ambos esfuerzos ha sido destacada por el jurado.

Por su parte el Dr. Gámez, Presidente del INBio, indica que “es motivo de enorme satisfacción para la institución y su personal que nuestros logros en estos veinticinco años de trabajo promoviendo una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, sean objeto de un reconocimiento tan relevante, reafirmando así el hecho de que logramos hacer realidad la visión y las ideas reconocidas por su trascendencia por el “Premio Príncipe de Asturias” en investigación científica y técnica hace ya cerca de veinte años.  El Blue Planet Prize,  hoy reconoce nuestra contribución en conservación y uso sostenible de biodiversidad realizada de manera complementaria con el Dr. Daniel Janzen. Esto nos motiva a continuar con mayor empeño nuestra labor, que como organización de la sociedad civil realizamos de manera voluntaria, y que sólo busca beneficar a nuestra sociedad y conservar nuestra preciosa naturaleza”.

En años anteriores el premio ha sido entregado a sobresalientes instituciones como el International Institute for the Environment and Development (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la M.S. Swaminathan Research Foundation, Conservación Internacional (CI) y el Barefoot College, así como a individuos con grandes contribuciones al planeta.

La Fundación Asahi Glass fue establecida en 1933, con la esperanza que la gente alrededor del mundo trabaje en pro de la protección de nuestro planeta, asegurando que esa preciosa herencia natural que representa la vida en la tierra siga existiendo para beneficio de nuestras futuras generaciones.

El nombre del premio fue inspirado por la frase del primer humano en el espacio que dijo que.. “La Tierra es azul”.

INBio otorgó Premio al Árbol Excepcional 2014

A un Tirrá (Ulmus mexicana), localizado en el distrito de Cervantes, 

Cantón de Alvarado en provincia de Cartago

Arbol-Excepcional-2014-TirraPor sus características naturales, sus impresionantes medidas y su valor para la conservación, un imponente Tirrá de 40 metros de altura, y una amplitud de copa de 6 metros, se hizo acreedor al primer lugar del “Premio al Árbol Excepcional 2014”, que otorgó el día de hoy el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).

Este premio reconoce no sólo las características físicas del árbol, sino también su importancia ecológica, su valor etnobotánico, histórico y cultural. El ejemplar ganador se sitúa en las instalaciones del colegio de Cervantes, Liceo Manuel Emilio Rodríguez Chavarría.  El Consejo Municipal de Distrito de Cervantes, lo postuló indicando que existe un compromiso de conservación del árbol, al ser un emblema de la comunidad, que hace más de 10 años custodia las instalaciones del colegio y se ha convertido en un atractivo para los visitantes.

En la comunidad de Cervantes el árbol ganador es conocido como “Palo de León”,  por varias historias que cuentan los abuelos del lugar.  Una de las historias narra que en sus alrededores vivía un león el cual cuidaba la zona, y las personas lo escuchaban rugir, pero no se atrevían a buscarlo; otra historia indica que se debe a que a poca distancia vive aún una familia de apellido León.

El jurado decidió que la undécima edición de este premio, se reconociera la especie Ulmus mexicana, conocida como Tirrá, Capulín u  Olmo Centroamericano, por ser la única especie de Olmo nativa en esta región.  Esta especie se desarrolla en regiones altas, localizadas entre los 600 y 2000 metros de elevación, con precipitaciones aproximadas entre los 2500 y los 4000 mm, por lo que se pueden encontrar en bosques húmedos, premontanos y montanos.

En esta edición se recibieron 16 candidaturas, y para seleccionar el ganador se tomaron en cuenta varios factores como: altura, amplitud de copa, circunferencia del tronco, valor histórico, estético, importancia ecológica y compromiso de conservación.

Según explicó Rodrigo Gámez, Presidente del INBio, el Premio al Árbol Excepcional fue instaurado por la junta directiva de dicho instituto en enero del 2003, con el fin de resaltar la importancia de los árboles y su significado en la vida de las personas y las comunidades.

Además, este año el jurado decidió otorgar una mención honorífica a un segundo ejemplar de Tirrá que se localiza también en el cantón de Pacayas, específicamente en el poblado de Buenos Aires.  Esta mención especial  se otorga debido a las condiciones etnobotánicas del árbol, ya que físicamente tiene características de árbol excepcional.

 

INBioparque inaugura Casa de Bichos

mantis-paloEl INBioparque inauguró una estación con animales muy particulares “los insectos”, organismos que han sido testigos de muchos de los cambios que ha sufrido el planeta y que se han colonizado el agua, el aire y la tierra, además de tener una estrecha relación con diferentes aspectos de la vida de los seres humanos como la salud, la alimentación, y la recreación.

¿Pero de qué se trata esta nueva atracción y qué insectos se podrán apreciar?

Se trata de una exhibición de insectos vivos donde el visitante podrá interactuar y aprender sobre el ciclo de vida de estos animales, su importancia para el ser humano y el papel que juegan en los ambientes naturales.

Entre los habitantes de esta nueva exhibición se podrán apreciar: Juan Palos, Mantis religiosa, Esperanzas, Cucarachas gigantes, Grillos, Abejas sin aguijón y Escarabajos.

Según Helvetia Umaña, Coordinadora de Mercadeo de INBioparque, esta  nueva atracción educativa muestra una serie de especies de insectos que habitan nuestros bosques, jardines y ocasionalmente nuestros hogares, en terrarios acondicionados según el ambiente en que habitan (hojas, arbustos,troncos o piedras) para su conservación y exhibición.

INBio celebra 24 años de trabajar por la biodiversidad del país

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), organización privada, sin fines de lucro, declarada de utilidad pública, que genera conocimiento científico sobre la diversidad biológica del país, para promover su uso sostenible y mejorar la calidad de vida, celebró este 26 de octubre su cumpleaños número 24.

Gracias a la labor de esta Organización no Gubernamental (ONG), Costa Rica tiene un mejor conocimiento de su biodiversidad. Sus colecciones biológicas, de más de tres millones de especímenes, contienen representantes de alrededor de un 30% (29.502) de las especies conocidas para el país (95.000), incluyendo 3.702 especies nuevas para la ciencia. Esta información está disponible de forma gratuita en su sitio web, junto con otra relacionada con los ecosistemas del país.

Este conocimiento le ha permitido apoyar procesos de priorización de sitios para conservación y pago de servicios ambientales, elaboración de planes de manejo de áreas protegidas, diseño de corredores biológicos, estudios relacionados con la agrobiodiversidad, el cambio climático y los servicios de los ecosistemas, entre otros.

Ha sido una institución pionera en la búsqueda de sustancias químicas, genes, etc., presentes en plantas, insectos, hongos, organismos marinos y microorganismos, para ser utilizados de forma sostenible.

En el área educativa, creó la Editorial INBio que cuenta a la fecha con más de 120 publicaciones educativas sobre la biodiversidad costarricense y del mundo. En el 2000 inauguró el INBioparque, referente de procesos de bioalfabertización y recreación del país, el cual es visitado por más 150.000 personas al año.

En su 24 aniversario INBio espera poder seguir cumpliendo su misión “Promover una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, como medio para lograr su conservación y para mejorar la calidad de vida del ser humano”.

INBio y CATIE buscan maximizar impactos positivos de REDD+ en Costa Rica

bosque REDD+27 de agosto, 2013, Costa Rica. El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) y el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) se unieron en una nueva iniciativa para analizar las acciones y condiciones que le han permitido a Costa Rica implementar de forma temprana acciones de REDD+, con el fin de proponer caminos que permitan maximizar los impactos y aportes de este mecanismo.

El proyecto “Lecciones aprendidas y desarrollo de capacidades para aplicar iniciativas REDD+: la experiencias de Costa Rica” cuenta con el apoyo financiero del Gobierno de Noruega y es co-ejecutado por ambas instituciones, las cuales tienen amplia experiencia en el tema de biodiversidad y cambio climático.

De acuerdo con Miguel Cifuentes, investigador del CATIE, ambas instituciones buscarán identificar las lecciones aprendidas que acumula Costa Rica en la ejecución de acciones tempranas de REDD+, con el propósito de generar propuestas que permitan maximizar los impactos positivos y reducir los negativos de este mecanismo.

Específicamente el proyecto ahondará en la implementación de estrategias de REDD+ en relación con temas de mantenimiento de sumideros de carbono, conservación de la biodiversidad, la resiliencia y los servicios de los ecosistemas. El proyecto favorecerá el uso de herramientas informáticas, metodologías de análisis, escenarios y modelados.

Para Alonso Matamoros, coordinador general del proyecto en INBio, esta iniciativa es una investigación que busca sumar a los esfuerzos país en materia de REDD+, sobre todo en momentos donde se construye la Estrategia Nacional.

“Buscamos conocer qué es lo que hemos hecho bien y cuáles son las áreas de mejora para incrementar los beneficios de REDD+, en un momento donde las personas, las instituciones y los países debemos accionarnos frente al cambio climático”, dijo Matamoros.

El proyecto también cuenta con el apoyo de socios como la Dirección de Cambio Climático (DCC) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el Centro de Monitoreo de la Conservación Mundial (UNEP-WCMC) y el Grupo Trondheim de Noruega.

¿Qué es REDD+?

La Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques (REDD+) es un mecanismo que busca reconocer el servicio ecosistémico de almacenamiento de carbono que prestan los bosques como herramienta internacional para la mitigación al cambio climático. Se orienta principalmente a incentivar el reemplazo de aquellas prácticas generadoras de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de procesos de degradación y deforestación de bosques por otras que permitan un desarrollo bajo en emisiones y el fomento de bienestar humano.

Si desea conocer más detalles acerca de este nuevo proyecto visite: http://www.redd-mas.cr/

Oficina de Comunicación e Incidencia
CATIE
Karla Salazar Leiva
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mayor información CATIE
Miguel Cifuentes

Mitigación, Flujos de Carbono y Servicios Ecosistémicos

Programa Cambio Climático y Cuencas

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Oficina de Comunicación
INBio
Ana Ledezma
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mayor información INBio
Sylvia Chaves

Unidad de Conservación y Educación
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.